La conservación de las hojas del té

Uno de los secretos más importantes para obtener una buena infusión, es la conservación de las hojas.

Las hojas del té tiene “la virtud” de acaparar los olores de todo lo que le rodea, por lo que deberemos tener algunas protecciones:

- Evitar situarlo en sitios húmedos o cercanos a productos muy olorosos (por ejemplo café).

- Evitar la exposición a la luz durante un periodo de tiempo prolongado.

Por ello es conveniente adquirirlo en envases que ofrezcan suficiente garantías (cajas metálicas o cerámicas, bolsas completamente opacas a ser posible aluminizadas), rechazar aquellas que tengan ventanitas donde se pueda apreciar el producto y las bolsas de plástico.

El paladar lo agradecerá :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si usted hace un comentario está aceptando que se genere una cookie para el buen funcionamiento de la web. No usamos cookies con ningún fin comercial. Ni cedemos sus datos personales a terceros.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>