El té y los niños

Normalmente estamos acostumbrado a asociar el término genérico del ( se suele incluir todo tipo de infusiones o tisanas, rooibos y fruiteas) con un consumo exclusivo para los adultos sin embargo alguna de estas infusiones son muy recomendable para los niños.

Si tenemos la paciencia de observar la composición podemos ver que en muchas de ellas  son de sabores dulces, muy agradables y sin ningún tipo de cafeína, no siendo necesario en la mayoría de los casos recurrir al añadido de azúcares ( si es necesario se recomienda el uso de la miel).

Es recomendable incluirlo como ritual a la hora de irse a dormir, a parte de proporcionarles un suplemento de vitaminas y minerales (sobre todo con los rooibos), facilita su relajación ayudando a conciliar antes el sueño. En este caso lo ideal es que la infusión no se encuentre demasiado caliente para no provocar una espera innecesaria.

También es un buen argumento para entrar en calor y aliviar dolores de garganta o resfriados.

Si lo utilizamos por la noches siempre debemos evitar el propiamente dicho (podría emplearse el té blanco), y verificar que en la composición no figure componentes como el café o el chocolate.

Y sobre todo adquirir aquellas infusiones que utilicen aromas completamente naturales(recomiendo el consumo en granel ya que es una manera de verificarlo y no en sobres molidos).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si usted hace un comentario está aceptando que se genere una cookie para el buen funcionamiento de la web. No usamos cookies con ningún fin comercial. Ni cedemos sus datos personales a terceros.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>