Ginkgo

El ginkgo biloba es también conocido como pata de pato (por las formas de sus hojas) o árbol de los cuarenta escudos.

Al igual que las araucarias o las cicas nos encontramos ante un verdadero fósil viviente. Es el único superviviente de la familia de las ginkgoceae, una familia que en la época del jurásico hay contabilizadas unas 11 especies diferentes, se supone que el ginkgo ya existía hace más de 270 millones de años.

Originario de la China, pero que ha ido expandiendose a otras latitudes con clima templado como Europa del sur, la zona de Argentina, Chile , Uruguay o sureste de EEUU, siempre de la mano del hombre. En un principio se creía extinguido en estado salvaje aunque se ha encontrado un pequeño bosque en la provincia de Zhejiang, se duda si este ha sido realmente plantado.

Es un árbol que puede llegar al milenio, alcanza facilmente los 35 metros de altura (existe un ejemplar de 60m), de hoja caduca y forma de pirámide,como ocurre con los conocidos Kiwi o el pistacho cada árbol toma un sexo diferente, aunque predomina el macho, diferenciados por las formas de las flores. En los jardines se suele cultivar el macho ya que el fruto de la hembra desprende un olor desagradable durante su putrefacción.

Es muy resistente al fuego, plagas, contaminación e incluso a la radioactividad, de hecho fue el único superviviente del ataque nuclear a Hiroshima en la segunda guerra mundial.

Terapeuticamente las hojas de ginkgo son muy apreciadas en China desde tiempos inmemoriales, en la actualidad se ha convertido en uno de los componentes más importantes de la medicina natural occidental.

Rico en flavonoides, se le atribuye un número elevado de propiedades.

Mejora la circulación sanguínea,  disminuye la sensación de cansancio, previene el mal de altura, combate el tinnitus (ruido del oído) la sordera (en los casos de problemas sanguíneos), dolores de piernas, beneficia a aquellos que poseen Alzheimer en estado inicial, en las personas sanas potencia la capacidad de memorización, es un buen anticoagulante de la sangre (disminuye los riesgos de trombosis). Es también un buen combatiente contra los radicales libres retrasando el envejecimiento.

En la actualidad la forma más simple de consumo es mediante cápsulas u otro formato similar aunque también es posible encontrarlo en infusiones.

Os recomiendo una página para todos aquellos que quieran profundizar un poco más en esta maravillosa planta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si usted hace un comentario está aceptando que se genere una cookie para el buen funcionamiento de la web. No usamos cookies con ningún fin comercial. Ni cedemos sus datos personales a terceros.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>