Té blanco con limón y miel

Aunque quizás no sea la época en España para esta receta, aunque sí para mis queridos lectores de latinoamérica y otras latitudes similares, voy a proponeros una infusión deliciosa e ideal para cuando aparecen los primeros síntomas de un refriado.

Es una receta muy simple que no requiere más de 5 minutos y que la mayoría conoceis, pero no está de más tenerla a mano. Se utiliza el té blanco por las cualidades que tiene aunque si se tiene a mano un té verde tampoco pasa nada.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 2 cucharadas de miel
  • 1/2 taza de agua caliente
  • Una cucharadita de té blanco

Método

Ponga la miel y el jugo de limón en una taza de té o una taza.

Introducimos el té blanco dentro de un filtro o directamente si luego lo colamos.

Vamos rociando sobre las hojas el agua caliente ( ideal un punto por debajo de la ebullición) hasta hechar toda la taza.

Esperar unos 5 minutos ( si la calidad del té blanco ) es buena, remover para disolver la miel.

Y lista para servir.

Recomiendo para potenciar sus efectos incluir en la infusión raices de  jengibre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si usted hace un comentario está aceptando que se genere una cookie para el buen funcionamiento de la web. No usamos cookies con ningún fin comercial. Ni cedemos sus datos personales a terceros.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>